5 Hechos Fácil Sobre challas santiago Descritos

El Pensionado municipal había inaugurado en junio de 1939 su centro cultural con énfasis en lo rebuscado, el Conservatorio contaba con alumnas en sus clases de teoría, solfeo, violín, guitarra y danza rítmica con profesores del Conservatorio Nacional de Santiago, guiados por el maestro Aníbal Aracena Infanta; y la Pubescencia Radical buscaba construir un pequeño teatro para conferencias, actos artísticos y culturales. De la mano, la asociación gremial tomó un impulso nunca antaño manido, con la formación del Sindicato Profesional de Oficios Varios, el Sindicato de Oficios Varios de la Construcción, el Sindicato de Comerciantes Ambulantes y el Sindicato Profesional de Lustrabotas. El afán asociativo tuvo eco incluso hasta en los ajedrecistas, que formaron el Club de Ajedrez de Melipilla en enero de Con un amplio divulgado en la zona y mayor conocimiento de la cartelera santiaguina, las exigencias hacia Francione aumentaron. Se le criticaba que las funciones terminaban muy tarde, lo que obligaba a iniciar las nocturnas pasadas las 10 de la noche. Otro punto bajo Cuadro el estado maloliente de los baños y el aspecto desastroso del gloria de la Exposición. Y en esta sumatoria, a Francione se le criticaba Encima por querer prorrogar su concesión sin ocurrir por un concurso sabido. En ingenuidad, se le criticaba por todo lo que hiciera y dejara de hacer, y por una razón muy propia de los tiempos que no tenía relación con su desempeño profesional. 162 La Nación, 10 de junio de

141 y melipillanas aún seguían saliendo a su acercamiento. Sólo con la supresión del teatro mismo, se suscitaría un ofensa sustancial del vínculo social y del sentido de comunidad en Melipilla. Este desmantelamiento social del teatro ocurrió en gran parte durante las décadas de 1980, bajo la dictadura marcial, y 1990, durante los gobiernos locales democráticamente electos. Pudiendo resultar hasta cotilla que la década de redemocratización chilena sea entendida en esta investigación como un período en que el vínculo social se mantuvo dañado una vez que la dictadura marcial abandonó el poder. Como en la lapso de 1990 no hubo un diálogo ni una participación social sustancial en pos de un espacio cultural de acercamiento, ni ni se construyó un teatro conocido o un centro cultural y los polideportivos no fueron buenos sustitutos, formas de Billete y apropiación ciudadana no encontraron suelo fértil para emerger.

111 Y por esa misma senda pretendía seguir el empresario, que tuvo una oportunidad de fortuna en el verano de 1974, cuando corrió el rumor de que un cantante español de nombre Camilo Sesto, ídolo de masas en España y Latinoamérica, resistiría al Cine Palace. Cuadro su primera tournée por Sudamérica y el gran éxito en el Festival de Viña del Mar lo convertía en la estrella del momento. Luego de su paso por la Casa de campo Vergara, Luis Hernández, un colaborador del músico y productor Óscar Arriagada, hizo el contacto para girar con el creador del 007. Una de las escalas sería la pequeña ciudad de Melipilla. El anuncio se hizo con poca anticipación, pero no Cuadro necesario. El cantautor de Quieres ser mi enamorado? y Ayudadme, éxitos del momento, atraía por sí solo a la concurrencia, aunque el precio de $5.000 pesos que costaría la entrada aquel lunes 11 de noviembre de 1974 Cuadro realmente exorbitante en aquellos momentos. Un día antaño, el informe El Labrador llevaba en portada una fotografía del hispano con una frase supuestamente acuñada por él. Si me caso con chilena, me bajo a estar en Chile. Este es el país que más quiero, dice Camilo Sesto, que mañana viene a Melipilla 250. La adulación a las féminas de la tierra anfitriona Bancal un sello que brindaba resultados, por más que Sesto no necesitara emitirlas, porque sin aquellas palabras de por medio, el tránsito de la ciudad igualmente hubiera correcto ser cortado, como lo fue ese lunes primaveral. La calle Ortúzar cerró para no dejar transitar a los vehículos en un pavimento plagado de colegialas. El pueblo hecho mujer copaba de vereda a vereda el sector en cientos de melenas conmovidas en presencia de la inminencia del arribo 250 El Labrador, 10 de noviembre de del cantante.

Cuadro su propio regalo de Navidad y la chispa que inició una carrera musical prolífica, llevándolo a crear el Trío Fantasía y más tarde Las Guitarras Viajeras, que alcanzarían agradecimiento Doméstico en la compañía del mítico cantante Ramón Aguilera. Esa trayecto traería más emociones para Sagredo. Primero dieron una película y después salieron ellos. Yo saqué aposentaduríTriunfador para primera fila y aproveché que en la primera función salieron y se quedaron en el vestíbulo del teatro. Me quedé afuera esperándolos y me acerqué a ellos. Ellos me dijeron oye tú nos puedes tolerar a una parte donde poder cenar un poquito porque tenemos otra proceder luego. Dando la Envés por calle Vargas, como a 30 metros, estaba el Club Social Diego Portales. Era famoso y enorme, tenía tres patios cerca de adentro. Ahí llegué con ellos y les pregunté si quizá alguna momento podría llegar a tocar como ellos. Me preguntaron si sabía tocar y les respondí que sí, pero muy poco, lo simple, lo que captaba a mi perduración y practicaba con unos primos. Alfredo Gil, punteador de Los Panchos, me hizo estirar los brazos frente a él con las manos estiradas, como aplaudiendo, y me dijo ah, todas las personas que tienen talento tienen el dedo importante hacia atrás, curvado. Tú vas a ser un muy buen guitarrista. Yo me reía nomás, decía que estaban bromeando, pero estaba eficaz. Me regalaron una moneda y me compraron una bebida. Esperé que cenaran, me vine a la calle y entré a la segunda función. Mi papá casi me pegó en la casa porque llegué tarde. Fue un sueño tan Verdadero y nunca pensé que iba a poder a llegar a tocar tan aceptablemente como ellos. Y dije voy a seguir esta recorrido. A posteriori yo formé a dos amigos más e hicimos el Trío Excentricidad, luego el Cuarteto Capricho

Así lo consigna el periódico El Comercio en octubre de Los días previos al aniversario de la ciudad y en la antesala de una nueva estampación de la Fiesta de la Primavera, aunque existía una comisión constituida por comerciantes y autoridades, quienes realizaban constantes actividades sociales, algunas con ánimo celebratorio de santos, cumpleaños, despedidas, bienvenidas o afanes de ayuda, y siempre con momentos artísticos durante esas veladas. La sociedad de Melipilla está sacudiendo el parálisis en que tanto tiempo estuvo sumida y puede decirse que ha empezado para ella una nueva Bancal, una etapa más animada, más agradable y también más social. Las fiestas patrias, la velada del centro de niño, el concierto organizado por la señorita Guillermina Zúñiga y la charla ofrecida por el señor Mediador Ilustrado han infiltrado nuestra sociedad la simpatía por estas reuniones francas, amistosas, que establecen entre las familias esa mutua confianza que tan agradable las hace 75. Es que había muchas causas de filantropía por esos díVencedor previos al centenario de Chile. El constante suministro de remesas para el hospital, la lado de músicos a quienes había que costear sus retretas de valses, polkas, marchas, y fantasíCampeón de ópera el futuro monumento a Ignacio Serrano, las escuelas públicas y la Iglesia. Todas eran consideradas loables causas y obtener capital Cuadro un imperativo, aunque había un problema. 74 Vicuña Mackenna citado en op. cit. Ruiz-Tagle, p El Comercio, 1 de octubre de

Pero pronto esto cambiaría. A partir de un nuevo intento en las dependencias de calle Valdés, Melipilla sí comenzaría a estar algo cercano a lo que anhelaba. El imperio del Teatro Colón: pugilato, estrellas, desnudos y escándalos El Teatro Colón inició sus funciones en enero de 1921 y bajó el telón a fines de Durante cinco abriles acontecería por más de una administración y contraponería grandes polémicas. La primera de ellas sobrevino cuando nadie lo esperaba, en momentos en que nada hacía presagiar que el buen arranque post-inauguración se vería amagado por los sectores ultramontanos. Y eso que Melipilla sin embargo no era un zona tan anodino ni fuera de las realidades sociales. Enero de 1921 sacó al pueblo el velo de su pasmosa tranquilidad. Fue un mes en que las vidas tras las sombras, los muros y las cercas de la hacienda pisaron resistente en sus principales calles. Los protagonistas eran miembros del Consejo N 1 de campesnos de Culiprán que declaraban una inédita huelga por la negativa de Ana Wodehouse, su patrona, de aumentarles los salarios y mejorar su situación. Tras un avenimiento donde medió el gobernador del Sección, los trabajadores se manifestaron dispuestos a deponer la movilización, pero Wodehouse desistió a última hora de firmar el acuerdo. El diputado conservador por Santiago, Romualdo Silva Cortés, le había manifestado su 110 Realizada el domingo 16 de mayo de La Pueblo, 15 de julio de

88 mayor. Cecilia 208, por ese entonces la cantante con mayor popularidad de la Nueva Oleaje chilena, atraía la atención de un circuito colmado en torno a su diminuta figura, su aguda voz y su pubertad avasalladora. Y si correctamente la música y los artistas anglos como Elvis o los Beatles no estaban al capacidad de Melipilla, la taller de ídolos de la Nueva Oleaje y del cinema latino con sus revistas, discos, filmes y singles radiales, correctamente podía suplirlos en caravanas musicales que llegaban y lo harían aún más con los primaveras. Como la de Oscar Arriagada y su quinteto, cuya primera incursión melipillana con la estrella Wendy y Los Sonámbulos del Ritmo se realizó en dependencias de la fábrica de zapatos Soinca Albornoz, a la sazón, equivalente de bienestar y buenos sueldos para una ciudad que a partir de su instalación soñaba con una mayor industrialización 209. En 1965 el Serrano se abarrotaría con el Buscando la Mejor Voz y Conjuntos de la Zona. Los ganadores de ese año serían Los Hermanos González, un conjunto que interpretaba boleros y valses peruanos, pero que ni siquiera resistirían a cincelar en un estudio, premio que se daba a los vencedores. Los que se plasmaron en la memoria colectiva y repletaron el perímetro fueron otros hermanos, de patronímico Bustos, campesinos oriundos del fundo El Ajial de Curacaví, que a duras penas llegaban con un coincidenteón y una guitarra para interpretar inicialmente tonadas chilenas. 208 Al respecto: Peña, Cristóbal, Cecilia. La vida en llamas, Santiago de Pimiento, Editorial Planeta, Esta diferencia entre quienes trabajaban en Soinca y los que no resultaba un tanto odiosa, sobretodo para aquellos que no laboraban allí. Campeóní y todo, contribuyó a que hubiera más fortuna para diversiones y para la creación de viviendas, haciendo crecer geográfica y numéricamente a la antigua Villa Logroño.

20 fiestas locales: el Carnaval (en el mes de febrero), las fiestas patrias (17, 18 y 19 de septiembre), el aniversario de la ciudad (11 de octubre), la Fiesta de la Primavera (octubre y/o noviembre) y el año nuevo (31 de diciembre). Todas ellas contaban con la existencia de buen clima para actividades al meteorismo desenvuelto. Y bajo techo se añadía el espectáculo de los circos, la entretención más sonada para una ciudad de tierra y carretas, con permanentes visitas y estadíCampeón prolongadas en los céntricos y diversos espacios que se les facilitaban para su funcionamiento 61. En este préstamo o arriendo, siempre las autoridades acordaban con el dueño o administrador del circo la posibilidad de hacer reuniones masivas y actos para la comunidad, tomando en cuenta la amplitud y el carácter popular de los circos, que no existían en otro recinto cerrado. El panorama melipillano en el epílogo del siglo XIX Bancal el de un municipio muy insuficiente en el marco de una verdad consonante. Se tenía para subsistir, pero el tesoro consistorial pedía apoyos hasta para empedrar una sola calle y asfaltar una simple vereda. El hospital subsistía por el cortesía de la auxilio y la abnegada punto de las Hermanas Hospitalarias; el agua se sacaba del río Maipo; las iglesias de La Merced y San Agustín no tenían torres; los árboles plantados por la municipalidad como gran inversión en 1897 se habían secado; los 150 faroles a parafina para iluminar las calles no podían funcionar por la merma del presupuesto y sólo se encendían los cercanos a los edificios públicos. 61 Variadas fuentes datan la llegada de circos a Ají en diversas fechas, que abarcan la segunda centro del siglo XIX y los inicios del siglo XX. Entre ellos están el circo a cargo del jinete ecuestre Giuseppe Chiarini, entre los primaveras 1864 y 1869; por otro lado, en 1884 en lo alto al puerto de Valparaíso el Circo Toutman de la clan Pacheco; y en 1907, se anuncia en el diario el Tarapacá la venida del Circo Océano a Iquique.

A posteriori de todo, en la incluso conocida ciudad de los cuatro diablos existía notaría, Gobernación, Judicatura de Letras, Correos, Telégrafo del Estado, Registro Civil, Visitación de Escuelas y banco. Quien, por unidad u otro motivo, arribaba a Melipilla, aprovechaba de visitar la plaza de abastos, los abundantes almacenes de mercaderíFigura y las quintas de recreo, todavía un tanto maltrechas para Pero lo que no se mostró exangüe fue el espíritu colectivo y las ansias emprendedoras de un Melipilla que trabajaba para superar las pellejeríCampeón vividas hacia fines del siglo XIX. Estas se debían a que la Guerrilla Civil de 1891 había dejado una precariedad tal en las arcas consistoriales que hasta el empastado de la plaza Cuadro un hito a celebrar en el post-conflicto que llevó a la homicidio al presidente José Manuel Balmaceda. Figuraí lo consigna el publicación La Constitución 53, con alegría, al señalar en 1891 que el centro, que estaba deslucido, va a ser transformado en verdes y preciosos prados: las avenidas compuestas y muchos árboles replantados. Todos estos adelantos harán que nuestro único paseo, sea en la tardes de verano, el punto de reunión de la culta sociedad melipillana 54. Esta cita permite acercarnos a una definición de espacio público en Melipilla, identificado como un distrito donde los sectores populares no marcaban presencia, salvo como intrusos. Su punto estaba en los arrabales, garitos, casas de remolienda o sencillamente al interior de las variadas haciendas que ocupaban el Departamento 55, verdaderas fortalezas con una vida co- 53 Creado en 1891, de carácter político, afectado y comercial, como rezaba bajo su nombre, Bancal el órgano propagandístico del Partido Conservador. 54 La Constitución, 15 de noviembre de La zona de Santiago, que incluía al Sección de Santiago, Melipilla y Trofeo, se caracterizó por tener una gran cantidad de grandes y medianas haciendas respec

12 de la pintura o del papel en la zona donde se ha colocado un cuadro; la acumulación del polvo en suspensión sobre superficies debido a la convección del meteorismo; el cambio de color de los cielos de baños pincha el enlace y cocinas por la actividad de la humedad; las marcas de las patas de los muebles sobre el suelo de madera. El que esto ocurra es un proceso natural y en ningún caso puede atribuirse a defectos de los materiales y por lo tanto no son cubiertos por la aval. 1.3 PRECAUCIONES AL REALIZAR EL AMOBLADO DEL Sección Es importante tener en consideración las materialidades de los distintos utensilios del unidad cuando se realice la mudanza, amoblado, ubicación de lámparas cuadros y/o espejos en los muros. Para la fijación de cualquier objeto en paredes, losas y pisos es necesario consultar previamente los proyectos de instalaciones para evitar perforar accidentalmente una cañería de agua, desagües, calefacción o energía eléctrica. Incluso es importante evitar colgar objetos demasiados pesados en las paredes interiores de tabiquería (ver Capítulo 1.7). Delante cualquier duda se debe consultar con un doble la materialidad de cada elemento y los planos. Los pavimentos están diseñados para el tránsito y uso corriente de personas de modo que cualquier acto como: arrastrar un mueble u objeto pesado; la caída de un artefacto pesado o punzante; los golpes contra los muros, aunque sea al apoyar un objeto o por un artefacto de aseo; el contacto de un dato corrosivo, pueden causar un daño de consideración, y no está cubierto por respaldo alguna, aunque que no corresponde ejecutar estas acciones. Para realizar el montaje de las lámparas se han dejado 5 cm alrededor del punto eléctrico y 2,5 cm de profundidad, especialmente libre de ductos eléctricos, agua y calefacción para dicho efecto, si requiere realizar el montaje de otro punto debe consultar previamente a un especialista y los planos y Especificaciones Técnicas del proyecto.

9 Manual de uso y mantención del propietario del sección / Concepto Design La Dehesa realice el cambio. Por ejemplo, el cambio de tierra: el reemplazo de la cerámica o tierra de madera u otro revestimiento, es probable que produzca un cambio en el aislamiento de ruidos y en el nivel del suelo terminado lo que afectará la comprensión de puertas y en una transmisión de ruidos de la losa. 1.2 COMPORTAMIENTO DE LOS MATERIALES Expansión y encogimiento de los materiales: Ningún material es inerte a los cambios de temperatura y humedad luego que se expanden o contraen según se alteren estas variables. Unos pueden deformarse más que otros, pero todos en alguna forma sufren cambios y provocan fisuras en los encuentros de un material con otro. Sabiendo que esto sucede, es que se dejan canteríFigura de unión donde se juntan materiales diferentes, para de esta modo inducir la posible fisura que se forme. Que esto ocurra no debe ser motivo de rebato, sin embargo que es un hecho global e forzoso. La mantención del sello en las canterías es de responsabilidad del propietario y se puede hacer con algún compuesto como son las pastas, las pinturas, o algún tipo de silicona estructural. (Recomendamos la revisión periódica de éstos sellos, al menos dos veces al año) Descoloramiento: Los bienes de los rayos solares, humedad ambiental, la copia, el derrota y productos de castidad no adecuados sobre los revestimientos de muros y pisos, hacen que los colores cambien perdiendo la tonalidad flamante, de modo que es responsabilidad del propietario tomar las precauciones necesarias para evitar que Campeóní suceda. La garantía de los productos y de estos trabajos no cubren los daños de desvaimiento. Enseres sísmicos: El Edificio ha sido diseñado y construido cumpliendo con todas las normas sísmicas vigentes en Chile al momento de otorgarse el Permiso de Edificación. Sin embargo, es enormemente probable que en el armonía de dos materiales de diferentes propiedades mecánicas producto de un movimiento sísmico de intensidad leve puedan producirse fisuras similares a las descritas en el capítulo 1.5. Es importante aclarar que en caso de sismo leve se producirán fisuras entre elementos de distintos niveles, elasticidad, modo de excitarse, etc, y que en caso de movimientos fuertes, se producirán fisuras o grietas que podrán variar entre estructurales y no estructurales.

los niños y niñFigura de las escuelas de Melipilla. En mayo de 1909 los escolares tuvieron comunicación a esta sala oscura por gentileza de sus dueños. En medio de la bombilla de la tarde que copaba el otoño melipillano, tuvieron una entrada gratis a ese mundo paralelo del séptimo arte. Serían los primeros en ingresar a esta oscura cueva de fantasíVencedor que, tal como ellos, otros niños y jóvenes sabrían disfrutar durante todo el siglo. Pero el Apolo no Cuadro sólo cine y compañías de variedades. Al ser el principal espacio techado con decorado y luces en la ciudad, se hizo primordial para reuniones masivas y juntar hacienda en las decenas de causas benéficas que por esos años abrazaba la comunidad. Una de ellas Cuadro la reunión de fondos para la estatua de Ignacio Serrano, hijo ilustre de Melipilla que combatió en la Guerra del Pacífico, otra era la colecta de fondos para el hospital y otra para la reconstrucción de la Escuela Superior de NiñCampeón. Pero en este protagonismo social del teatro de calle Valdés, un hito destacaría por sobre todos, al ver salir una de las instituciones emblemáticas de la ciudad: fue el Apolo el centro de las reuniones para establecer los puntos que configurarían el Cuerpo de Bomberos de Melipilla, Triunfadorí como la primera y segunda compañía. El 17 de julio se fundaba esta institución, que en su interior contaba con 60 personas en las primeras filas. Mientras la entidad bomberil iniciaba un camino dando sus primeros pasos, lo mismo sucedía con la naciente industria fílmica chilena, que aumentaba su producción en almohadilla a cintas noticiosas y al estreno de la primera película nacional con argumento en el Teatro Unión Central de Santiago, titulada Manuel Rodríguez Dirigida por Adolfo Urzúa, en ella actuaron Nicanor de la Sotta, Francisco A. Ramírez, Filomeno Flores y Carlos Prats

135 riormente, durante los abriles cuarenta, llegó el radioteatro, con Arturo Moya Grau, Luchita Botto y Anita González, entre muchos otros. Y todavía los melipillanos pudieron ver y escuchar a artistas de éxito internacional, como el argentino Hugo del Carril y Leo Marini, por mencionar a dos. En los cuarenta asimismo hubo actividad artística amateur de la ciudadanía, así lo demostró la existencia del Cuadro Bello de la Escuela N 11, quienes a través de la puesta en decorado de obras de dramaturgos nacionales, se adelantaron en una década al Ateneo Juan Francisco González. En los primaveras cincuenta visitó el Serrano el trío mexicano Los Panchos y la actividad teatral aficionada emergió con fuerza de la mano del Ateneo. Ya en losaños sesenta, Roberto Sagredo y José Massoud crearon el concurso Buscando la Mejor Voz y Conjuntos de la Zona, logrando soportar al Serrano a su máxima expresión artística y musical de la década, en la cual asimismo arribaron integrantes de la Nueva Onda musical chilena. En el Cinematógrafo Palace se continuó con el Buscando la Mejor Voz y con el Súper Show 007 de Oscar Arriagada. En los inicios de la década del setenta, llegaron artistas de fama mundial como Dean Reed, Decisión Lamarque y Camilo Sesto. Cercano a toda esta actividad, Eduardo Mallea impulsó en esta período una serie de espectáculos teatrales de primer nivel, traídos principalmente desde Santiago, y asimismo gestionó la importante recepción de los Niños Cantores de Viena, en una larga letanía de actividades promovidas por el docente. La dictadura militar en un comienzo no afectó a este esplendor de presentaciones artísticas que vivía Melipilla sin embargo desde los sesentas. Los perjuicios en la programación artística de los teatros se vieron más bien en la período de 1980, extendiéndose con más empeoramiento a la de 1990, con el Teatro Serrano maltrecho y en desuso, y el Palace semicerrado.

155 Desde el terremoto de 1985, este fue el único registro visible del Teatro Serrano en Plaza de Armas, uno de los carteles que daban la bienvenida en el foyer del edificio y que tras su desuso alojó a un almacén de golosinas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *