Examine Este Informe sobre challas en meiggs

El Escuela municipal había inaugurado en junio de 1939 su centro cultural con énfasis en lo afectado, el Conservatorio contaba con alumnas en sus clases de teoría, solfeo, violín, guitarra y danza rítmica con profesores del Conservatorio Doméstico de Santiago, guiados por el preceptor Aníbal Aracena Infanta; y la Lozanía Radical buscaba construir un pequeño teatro para conferencias, actos artísticos y culturales. De la mano, la asociación gremial tomó un impulso nunca ayer conocido, con la formación del Sindicato Profesional de Oficios Varios, el Sindicato de Oficios Varios de la Construcción, el Sindicato de Comerciantes Ambulantes y el Sindicato Profesional de Lustrabotas. El afán asociativo tuvo influjo incluso hasta en los ajedrecistas, que formaron el Club de Ajedrez de Melipilla en enero de Con un amplio sabido en la zona y mayor conocimiento de la cartelera santiaguina, las exigencias cerca de Francione aumentaron. Se le criticaba que las funciones terminaban muy tarde, lo que obligaba a iniciar las nocturnas pasadas las 10 de la Incertidumbre. Otro punto bajo era el estado maloliente de los baños y el aspecto desastroso del paraíso de la Colección. Y en esta sumatoria, a Francione se le criticaba Adicionalmente por querer prorrogar su concesión sin suceder por un concurso notorio. En verdad, se le criticaba por todo lo que hiciera y dejara de hacer, y por una razón muy propia de los tiempos que no tenía relación con su desempeño profesional. 162 La Nación, 10 de junio de

, González, J. P. & Araya, S., Música popular chilena: 20 primaveras, , Santiago de Ají, Departamento de Programas Culturales de la División de Civilización del Servicio de Educación, 1995 dites de ratones y un pulguero inmenso. Mejor sentarse en el suelo. Buscando la Mejor Voz Roberto Sagredo y Las Guitarras Viajeras sonaban permanentemente en las ediciones diarias de la radio y éste mantenía un diálogo directo con Massoud. En su ímpetu tierno, una de las insistencias que le hizo al empresario fue la de crear un concurso en que se presentaran músicos y agrupaciones musicales de Melipilla y alrededores. Lo llamaron Buscando la Mejor Voz y Conjuntos de la Zona. Para qué te digo, eso fue un expansión. Todos los domingos teníamos satisfecho total, recuerda Sagredo. El éxito de la iniciativa sentenció el deseo de Massoud que veía colmarse de notorio la sala de la Escuela Parroquial en cada data de la cita musical. Con este antecedente, apostaría a tomar la concesión del Teatro Serrano. Fue el 6 de enero de 1964 cuando se firmó el contrato de arrendamiento del Teatro Municipal de Melipilla, representado por el alcalde Manuel Marín, con José Massoud de contraparte, por un costo mensual de 500 escudos reajustables conforme al plataforma del costo de la vida que establecía el Mesa Central, por un período de cinco primaveras, pudiendo renovarse la concesión al término de ella. El teatro, eso sí, venía sin butacas, proyectora, focos ni cortinajes. Bancal deber del concesionario dotarlo de estos utensilios en pulvínulo a criterios de primera calidad, y Massoud Ganadorí lo aceptó, prometiendo estándares del más detención nivel. Sin embargo instalado y con todo marchando morapio el primer llamado de atención. La prensa denunciaba especulación con las entra

43 Unidos daban aquellos teatros que pasaban de tener un conocido ruidoso, intranquilo, gritón y carencia de refinado, a un espacio de abolengo, confort, boato y brillo, que era lo que las élites melipillanas rogaban tener por teatro. Pero el Colón no lo adivinaría ni siquiera con la idea de su administrador al instaurar los jueves alemanes, iniciativa que tuvo muy poco tiro. Al fin de su quinquenio el Colón rondaba el ocaso como un galpón remodelado con desliz de brío y una concurrencia poco señorial. Los periódicos se quejaban de las personas que en la Colección gritaban piropos cuando en pantalla aparecía una chica bella o lanzaban alaridos en los encuentros boxeriles. Estas actitudes con los abriles se modificarían en sellos identitarios de los teatros en Melipilla, pero lícitamente eran rechazadas por quienes tenían la idea de que un teatro no se emparentaba con esa conducta, menos aún con hechos habituales como el de algunos palomillas que en las noches de función se dedican a disparar cuescos a los asistentes de platea 125. La prensa, sin ningún eufemismo, responsabilizaba de estos actos a aquellos que ocupaban la parte más incorporación, emplazamiento paraíso, o en germanía coloquial galería. No sólo eso, pedía todavía que fueran reprimidos enérgicamente. El peluseo 126 de los asistentes Cuadro un tema de preocupación para las autoridades, pero más que su comportamiento, lo que inquietaba Cuadro el simple hecho de que cualquier persona pudiera asistir a cualquier proyección. Para normar qué se podía ver y qué no, el gobierno de Arturo Alessandri creó el Con- sejo de Censura Cinematográfica, cuya delegación Cuadro ver todos los filmes y dirimir si la película revisada por él es apta para los menores de quince primaveras o si lo es sólo para personas adultas, dejando constancia de ello en cada sello aprobatorio 127.

26 teatros como el Odeón, el Apolo y el Triunfo de Valparaíso, las que debían hacerse en conjunto, dado que con la tecnología de la época las cintas más largas eran de dos y tres minutos. Es en el Odeón, en 1902, donde se proyectó la primera película registrada en Chile. Titulada Un Control Militar de Bombas, daba cuenta en tres minutos de las destrezas de las compañíTriunfador bomberiles de Valparaíso captadas en la Plaza Aníbal Pinto 80. Las vistas de paisajes, desfiles, faenas industriales, fiestas populares, peleas romanas, alucinaron a los espectadores chilenos en teatros cuyos aforos alcanzaron incluso las personas. La magnitud de la luz, los movimientos, los tamaños de hombres y claridad de vistas eran sorprendentes. La Clan respondió a estos espectáculos con ánimo ferviente. Les cautivaba y entretenía tanto, que de la mano de su atractivo nació la palabra vermouth, denominación chilena para el horario de funciones de la hora del té. Originalmente los primeros biógrafos santiaguinos sólo contemplaban proyecciones en horarios nocturnos, pero a mediados de la primera década del siglo XX no Cuadro tratable ni admisiblemente trillado marchar a altas horas de la noche circulando por sus calles, especialmente para las señoras. El problema Bancal que tras ser sometidas a la experiencia cinematográfica habían quedado embobadas con él. Por esta razón, Delia Matte, habitué del capitalino Club de la Unión, donde tomaban el té y algo más, solicitó a los administradores del Biógrafo Kinora, sito al interior de la calle Estado, que pudieran anticipar las funciones. Por supuesto que accedieron a dicha petición, no obstante que reunirían a un conjunto de damas de la aristocracia santiaguina, las que 80 Ossa, Carlos, Historia del Cinematógrafo Chileno, Santiago de Chile, Editorial Quimantú, 1971, p.

65 galería hacían de las suyas y eran sacados y arrastrados hasta la comisaría por el violento hombre de verde. Francione había dejado un trabajo que obligaba a Selman y Varcellino a una permanente cartelera de espectáculos, que no Bancal poco ignorante a su letra. El mismo Varcellino había sido un actor de variétés y promotor de shows a nivel nacional en los abriles vigésimo y treinta. Fue lícitamente este tipo de espectáculos el primer gran núúnico que pusieron en escena, cuando en septiembre de 1944 se anunció el suceso del año, un espectáculo que lo tiene todo: música, terror, alegría 172 en el show de las Revistas Mágicas de Richardine, el mago más importante de Latinoamérica. De origen portorriqueño, Richardine fue una leyenda en el subcontinente por su gran calidad como ilusionista, haciendo temblar a las concurrencias con números donde cortaba la comienzo de sus modelos, para luego pegárselas y volverlas a la vida. En díFigura en que todo lo extraño era obra del demonio, Richardine se ubicaba imbuido de un luminosidad de misterio, como un sultán de las artes crípticas. Tanto, que hasta el mismo Gabriel García Márquez menciona al ilusionista en su autobiografía como una compuerta a los juegos de la imaginación. La búsqueda del impacto y pertenecer al circuito bello capitalino, posibilitó a los socios traer a Melipilla a cantantes y actores que de otra manera no hubiesen arribado a la ciudad pueblo. Y no a cualquiera, pues pusieron sobre las tablas del Teatro Serrano a estrellas del séptimo arte latino y de la canción hispanoamericana, quienes pasaban de ser una imagen proyectada a un cuerpo presente a metros de distancia, desde las butacas de un Serrano convertido en máQuinina de sueños. 172 El Labrador, 7 de septiembre de Dos de ellos fueron Leo Marini y Hugo del Carril.

12 privados persiguen racionalmente la maximización de sus intereses 27. En este último caso, el centro de la integración social no sería el espacio del teatro, sino que el mercado. Pero en el caso de Melipilla, el Mercado tuvo descenso importancia, oportuno a su poca duración por los no obstante lejanos inicios del siglo XX 28. Incluso la flagrante Feria 29 emerge cuando no obstante existe propiamente una divulgación del dinero capitalista como forma de coordinación económica. Sin embargo, es menester destacar el aspecto socializador eminentemente ritual de la feria contemporánea chilena, del ver y encontrarse al igual que en los teatros, donde los individuos salen a su coincidencia en el ámbito de las relaciones cara a cara Op. cit. Cousiño, p Gracias a la revisión de prensa que realizamos a lo grande de la investigación, hemos podido identificar que, efectivamente, en Melipilla hubo un Mercado Central de la ciudad, sin embargo, éste tuvo una duración breve, remontándose a la término de 1910 (ver página 72). 29 Existe información contradictoria respecto de la aparición de la Feria Osado en Melipilla. Hernán Bustos, autor de Historia de Melipilla, data la creación de la primera feria osado de la ciudad el 2 de febrero de 1947 (al respecto: Bustos, Hernán, Historia de Melipilla, Melipilla, Pimiento, Ilustre Municipalidad de Melipilla, 2010, p. 231). Sin bloqueo, de la revisión de fuentes documentales, hemos podido establecer que el origen de la primera feria libre al menos la primera del siglo XX data de Ahora correctamente, lo que actualmente se conoce como la Feria Libre de Melipilla corresponde a la Asociación Gremial de Ferias Libres y se fundó en El zona que ocupan las transacciones monetarias en la Feria debe ser matizada incluso a través de otras dos prácticas realizadas a diario en estos espacios de armonía social, que son el fiar de los feriantes a aquel amigo o conocido sin cobrarle intereses, lo que no sería propio de una Hacienda propiamente monetaria. Y la dinámica variación de los precios en cuestión de pocos minutos, por razones que muchas veces no tienen que ver con el cargo de la demanda ni con el valor de cambio, sino con el valor de uso de los productos. Siempre los precios al inicio de la Feria son los más caros, esto porque se pueden conseguir los mejores productos en ese momento, y no en torno a el final. Por lo tanto, la escasez no hace subir el valor de los productos, sino, muy por el contrario, estos bajan fuertemente adecuado a que los que van quedando son los de peor calidad.

Ganadorí aún, diversos son los factores que se pueden considerar para explicar estos cambios: la aparición de otros soportes de apreciación auditiva y audiovisual, la irrupción de nuevos mass media, el ataque de estado de 1973 y los sucesivos terremotos, son hitos que afectan fuertemente el devenir de los teatros. Por ejemplo, en el caso de la aparición de otros soportes de apreciación, la irrupción de mejor tecnología en los teatros, la aparición y generalización de los mass media y sus correspondientes soportes tecnológicos la Radiodifusión y la tv y, posteriormente, la videocasetera, marcaron importantes obstáculos para la preeminencia del teatro como espacio hegemónico de exhibición y conexión con el arte y la Civilización. Sin embargo, en cada ciudad quizás se encuentren desenlaces diversos. Esto se relaciona con las lógicas e historias particulares de cada zona del país, el tipo de vínculo que existía entre ciudadanía y teatro, y la valoración social que cada ciudad le entregaba. No obstante, Melipilla y su historia poseen similitudes con otros lugares del país, tornándose este análisis valioso a la hora de pensar en la dirección de centros culturales más integrales, como los que actualmente se levantan a lo grande de Ají. Dicho esto, la presente investigación se esmera en personarse un maniquí explicativo de las causas que condicionaron el agonía y definitiva desaparición de los teatros en Melipilla. Lo cual no es llevado a mango mediante una mera descripción historiográfica, aunque sí se puede observar una descripción cro

Los artefactos son de la serie Modus marca Bticino color blanco con módulos blancos, El inconsciente Militar y los automáticos por circuitos se ubican en el tablero domiciliario que se encuentra en el golpe a su departamento. Cada circuito fue cableado con cables del tipo y color que la norma recomienda para cada período. En caso de producirse cortocircuitos o cortes de luz, gustar inmediatamente a la Sucursal, luego a CHILECTRA y si este organismo da cuenta de la causa Interiormente del edificio se procede a seducir a personal competente para entre aqui revisar y reparar Criterios de Mantención. Periódicamente se deben efectuar revisiones y mantenciones a las instalaciones eléctricas, las que deben ser ejecutadas por un Técnico Facultado competente para dictaminar las reparaciones a efectuar. Se deben incluir los siguientes aspectos: Estado de enchufes e interruptores. Estado de cables y artefactos. Estado de automáticos y cable tierra. Funcionamiento de la instalación.

47 era el de la competencia de guaguas, que en las fiestas patrias de 1930 ocupó un espacio privilegiado en la Plaza de Armas, premiando a la más robusta entre 30 que acudieron al llamado municipal. El campeón, de acuerdo a El Labrador, fue un niño encantador, rosado, rebosante de Vitalidad, hijito del señor Armando Rivas y de la señora Tulia Palma de Rivas, avecindada en Los Guindos 136. Ese año, junto al cinema sonoro, igualmente debutaron las fiestas sonoras, gracias a Aguilera, a quien se le encomendó instalar un parlante en la Plaza de Armas frente al kiosco donde se ubicaba la costado de músicos para animar la fiesta con un repertorio mayor. La innovación entretuvo a la concurrencia y dejó un tanto lastimada a la aunque alicaída costado municipal, encargada, hasta ese entonces, de musicalizar todo festejo. La queja permanente recaía aún en que, fuera de las festividades, los domingos no había falta que hacer en Melipilla, situación que a lo dilatado de los abriles permanecería inalterable. Éste Cuadro quizás el halo propio de la identidad melipillana, que por estos díVencedor mostraría nuevamente una de sus caras: la renuencia a la construcción de un teatro municipal, a pesar de que el ansia del pueblo fuera lo contrario. Hay que memorar que en 1918 el regidor Vicente Elgueta había planteado la idea de rebelar un teatro municipal con una Cimentación colonial. Su propuesta había sido realizada con arquitectos e ingenieros, y así las autoridades y el pueblo aplaudieron su ocurrencia. Pero a poco marchar supieron que el erario Circunscrito no daba el satisfecho de no mediar un préstamo.

12 de la pintura o del papel en la zona donde se ha colocado un cuadro; la acumulación del polvo en suspensión sobre superficies acertado a la convección del flato; el cambio de color de los cielos de baños y cocinas por la actividad de la humedad; las marcas de las patas de los muebles sobre el piso de madera. El que esto ocurra es un proceso natural y en ningún caso puede atribuirse a defectos de los materiales y por lo tanto no son cubiertos por la seguro. 1.3 PRECAUCIONES AL REALIZAR EL AMOBLADO DEL DEPARTAMENTO Es importante tener en consideración las materialidades de los distintos instrumentos del departamento cuando se realice la mudanza, amoblado, ubicación de lámparas cuadros y/o espejos en los muros. Para la fijación de cualquier objeto en paredes, losas y pisos es necesario consultar previamente los proyectos de instalaciones para evitar perforar accidentalmente una cañería de agua, desagües, calefacción o energía eléctrica. Aún es importante evitar colgar objetos demasiados pesados en las paredes interiores de tabiquería (ver Capítulo 1.7). Ante cualquier duda se debe consultar con un doble la materialidad de cada punto y los planos. Los pavimentos están diseñados para el tránsito y uso normal de personas de forma que cualquier actividad como: arrastrar un mueble u objeto pesado; la caída de un artefacto pesado o punzante; los golpes contra los muros, aunque sea al apoyar un objeto o por un artefacto de aseo; el contacto de un dato corrosivo, pueden causar un daño de consideración, y no está cubierto por garantía alguna, aunque que no corresponde ejecutar estas acciones. Para realizar el montaje de las lámparas se han dejado 5 cm aproximadamente del punto eléctrico y 2,5 cm de profundidad, especialmente osado de ductos eléctricos, agua y calefacción para dicho efecto, si requiere realizar el montaje de otro punto debe consultar previamente a un doble y los planos y Especificaciones Técnicas del proyecto.

7 Se debe conocer muy bien la exacta ubicación y funcionamiento de llaves de paso de agua, vaho y tableros generales de electricidad, de modo que cuando se produzca un problema relacionado con alguna de las instalaciones se sepa cómo desempeñarse. Es imprescindible instruir de esto a todos los ocupantes del sección y edificio. Como medida actos, siempre es conveniente amparar un duplicado de cada una de las llaves de la casa en un emplazamiento visible. El cuidado y la mantención de su sección dependen de usted, y para preservarlo en buen estado, debe ser mantenido. Cuando se produzcan fallas, no espere y resuélvala de inmediato para Vencedorí evitar problemas mayores. Este manual además, contiene historial de utensilios tales como tabiques, impermeabilizaciones, grifería, etc. Incluyéndose en algunos de ellos su descripción, recomendaciones y mantención de las mismas. Este manual es válido en Militar para cada unidad de los Departamentos y espacios comunes del edificio. 2 DERECHOS Y OBLIGACIONES DEL PROPIETARIO Derechos del Propietario.

6 les. De la misma manera, nuestro estudio de los teatros melipillanos del siglo XX considera no sólo el aspecto primoroso, sino aún los aspectos políticos que los determinaron, los cambios tecnológicos, sus dimensiones económicas, entre otros. En el mismo sentido, en ningún caso lo social en este volumen tiene que ver, exclusivamente, con el problema de la pobreza aunque ciertamente se la considera, ni ni, necesariamente, dice relación con el estudio de aquel sujeto que la historia tradicional ha escondido el escaso, el oprimido, etcétera. Pero ni hacemos la historia del sujeto tradicionalmente estudiado, como el héroe, el índole o el gran intérprete, en otras palabras, no pretendemos reedificar, excluyentemente, la historia del establishment. Entonces, qué historia pretendemos hacer? Nuestra respuesta apunta a una historia propiamente social. Es sostener, una en que la Dispositivo de Disección sea la sociedad o, si se quiere, el aberración social, en todas o la gran mayoría de sus dimensiones. En consecuencia, bajo esta premisa, el teatro es entendido como un espacio social, de encuentro entre personas, donde se desarrollan vínculos sociales, y que desborda lo propiamente primoroso, pero que lo incluye, que excede lo meramente urbano, pero que lo contiene. Estos últimos no son más que algunos de los múltiples aspectos que un engendro social puede tener, y que, a su ocasión, lo conectan con diversas estructuras y procesos sociales más amplios, relaciones todas que las ciencias sociales buscan entender. Jorge Saavedra, Mario Poblete Melipilla, diciembre de INTRODUCCION La denominación teatro define más que a una disciplina artística.

En fin, el teatro, a juicio de Cousiño, al igual que la corte y el templo católico, es para la sociedad barroca latinoamericana la posibilidad de representar la Dispositivo social mediante la expansión de los Títulos sobre los que descansa la otorgación cultural de sentido a la vida y actividades del hombre 26. Esto marca la diferencia con aquellas sociedades que han sido irradiadas plenamente por la Ilustración, las cuales intentan resolver el problema de la integración a partir de la estipulación de un marco consensualmente establecido y coercitivamente garantizado, en el cual los individuos cias seguirá conservando su validez fundamental. Llamaremos a esto (de acuerdo con Husserl) la idealización del «y así sucesivamente». De este supuesto deriva otro fundamental: que puedo repetir mis actos exitosos previos. Schutz, Alfred, Las Estructuras del Mundo de la Vida, Buenos Aires, Amorrortu Editores, 1977, p Junto con la esfera o ámbito de la presencia, las sociedades han desarrollado otros dos niveles de integración social, a memorizar, el reflexivo y el sistémico (op. cit. Cousiño & Valenzuela, pp ). El primero de ellos hace relato a las instituciones, descansando en la conciencia y consejo de los sujetos, diría Habermas, en aquella capacidad de argumentar y de resistir a consenso (al respecto: Habermas, Jürgen, Facticidad y validez: sobre el derecho y el estado tolerante de derecho en términos de teoría del discurso, Madrid, Editorial Trotta, 1998). Por otro ala, los sistemas en cuanto nivel de integración social tienen que ver con la coordinación social mediante mecanismos autorreferenciales (al respecto: Luhmann, Niklas, La Sociedad de la Sociedad, México D.F., Universidad Iberoamericana, Herder, 2007), lo cual queda precisamente descrito por la figura del mercado en el contexto de una Bienes plenamente monetaria, donde el acuerdo no lo proporcionan los mejores argumentos, sino aquella capacidad de plazo por un admisiblemente o servicio. Estos tres niveles de integración social no son excluyentes, es más: En toda sociedad se dan simultáneamente estos tres niveles (...), y dependerá de la óptica analítica el que se favorezca que una u otra forma de integración aparezca como dominante (op. cit. Cousiño & Valenzuela, p. 15). 26 Cousiño, Carlos, Razón y Ofrenda, Santiago de Pimiento, Cuadernos del Instituto de Sociología UC, 1990, p

Es necesario para ayudar en valentísimo estado las superficies pintadas, que éstas se sometan al ulterior proceso de mantención y que se observen las recomendaciones que se indican: Castidad con plumero cuando sea solamente polvo o con paño suave, Tenuemente húmedo sin frotar. Evitar las manchas y ralladuras, sin embargo que esto significará recorrer y pintar todo el pared porque el color que se utilizará para la reparación no será nunca igual. Evitar manchas con otras pinturas o productos químicos. Evitar manchas con óleo. Las manchas de tierra pueden ser limpiadas con un paño suave Levemente húmedo. En el caso de los esmaltes sobre medios metálicos se recomienda repasar todos los abriles, previa castidad del polvo y manchas. Si aparecen manchas de óxido, limpiar con un anticorrosivo convertidor del óxido en magnetita antiguamente de repintar.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *